Propiedades de las alcachofas para adelgazar y cómo tomarlas

La alcachofa es un vegetal de los más recomendados a la hora de bajar de peso ya que es en realidad un gran quemador de grasas natural.

Propiedades de las alcachofas

La alcachofa es originaria de la región mediterránea de Francia y de ella se comen su corazón y sus hojas.

Hay una variedad grande de alcachofas y dependiendo de ello su color y tamaño son diferentes pero todas ellas nos aportan grande beneficios.

Lo bueno es que podemos encontrarlas casi en cualquier supermercado en cualquier época del año pero en algunas zonas solo las encontramos entre Diciembre y Marzo y después nuevamente entre Julio y Septiembre.

Propiedades de la alcachofa para adelgazar

Como decía, las alcachofas para adelgazar son un buen alimento porque tienen propiedades para facilitar la eliminación de grasa, con lo que tenemos un alimento muy recomendado para incluir en la alimentación si se desea adelgazar.

Las alcachofas por un lado son muy ricas en nutrientes, conteniendo 16 nutrientes esenciales pero es que además contienen muy pocas calorías, tan solo 25 calorías por cada alcachofa aproximadamente dependiendo de su variedad.

Las alcachofas para adelgazar son de gran ayuda porque también tienen buenos efectos diuréticos, con lo que conseguimos eliminar muchas toxinas del cuerpo con facilidad.

Cuando comemos la alcachofa para perder peso lo que conseguimos es consumir mucha fibra, que sacia el apetito. El contenido que tienen en vitamina C también ayuda a adelgazar puesto que acelera el metabolismo y así le resulta más fácil quemar grasas a nuestro cuerpo. Además tienen ácido fólico que mejora las digestiones.

Además de que las alcachofas para adelgazar son un alimento que nos ayuda a perder grasa, también contiene muchos nutrientes como el potasio, calcio, magnesio, hierro o manganeso entre otros.

Además mejoran mucho la salud del hígado promoviendo su limpieza, ya que contienen una sustancia llamada solimarina que es un potente antioxidante.

Cómo tomar la alcachofa para adelgazar

Vamos a ver cómo tomar la alcachofa para adelgazar ahoras que ya conocemos sus propiedades.

Cuando vayamos a comprar alcachofas debemos fijarnos en que tengan un color verde oscuro y que tengan las hojas apretadas, lo que indicará que no están secas, cosa que si podremos apreciar su tienen las hojas secas y con un color marrón.

La manera ideal de preparar las alcachofas es cocidas, pero antes de cocerlas tenemos que lavarlas y recortarlas un poco. Podemos quitar todo el tallo pero también se puede dejar un poco del tallo y sacarle la piel del exterior. El tallo de las alcachofas es muy bueno para las sopas o añadir a las ensaladas.

Para cocerlas las ponemos en una olla con agua y le añadimos también el jugo de un limón. Tapamos la olla y cuando empiecen a hervir dejamos que cuezan a fuego lento durante 30 o 35 minutos.

Luego las sacamos y las ponemos en un escurridor para que suelten el agua de más.

Cómo preparar agua de alcachofas y tomarlo

Es muy fácil preparar el agua de alcachofas. En este caso es poner 2 o 3 alcachofas en un litro y medio de agua a hervir y cortadas por la mitad para que suelten mejor su esencia.

Las coceremos también durante unos 30 minutos, pero lo que haremos en este caso es guardar el agua de las alcachofas para beberlo a lo largo del día.

Una buena manera de beber el primero vaso del agua de alcachofa es antes de desayunar, cosa que podemos repetir antes de la comidas. También es recomendable beber un vaso entre comida y comida.

5 Errores que te impiden adelgazar

Es sabido de sobra que una buena alimentación y la actividad física es básico para poder adelgazar y estar en el peso ideal, peor los estudios sobre el adelgazamiento indican que hay una serie de factores que son clave para poder bajar de peso con éxito.

5 Errores que te impiden adelgazar

Estos factores son determinantes para poder adelgazar y muy frecuentemente son de los fallos más comunes que suele cometer la gente que se ha propuesto adelgazar, e incluso hace una dieta y ejercicio pero aun así no termina de ver los resultados esperados.

Vamos por lo tanto a ver cuáles son los fallos más comunes a la hora de adelgazar, que son los que nos están probablemente impidiendo que consigamos nuestro objetivo.

1. Un mal descanso

Hay muchos estudios científicos que demuestran que cuando no descansamos lo suficiente y cuando el descanso no es de calidad, las hormonas del hambre entre otras, se ven afectadas.

La leptina es una hormona que se encarga de decirle a nuestro cerebro cuando tenemos que dejar de comer, mientras que la otra hormona que interviene, que es la hormona grelina, que se produce en nuestro estómago, es la que produce la estimulación del apetito.

Los estudios nos dicen que las personas que no descansan bien tienen un bajo nivel de leptina y altos niveles grelina y por lo tanto esas personas tienen mayor hambre y tienden a ganar peso.

La manera de corregir este fallo es el dormir al menos las 8 horas diarias de sueño.

2. Las calorías vacías

Están presentes en todo alimento que se elabore usando azúcar blanco refinado, que desgraciadamente hay que decir, son la mayoría de los productos alimentarios que se venden en los supermercados. Cereales, salsas, cremas, bebidas refrescantes o energéticas, bollería, etc…

Este tipo de alimentos no solo suman muchas calorías, sino que estas calorías son difíciles de asimilar por nuestro cuerpo, con lo que se terminan por acumularse como grasa corporal.

3. La inactividad y monotonía

Algunas personas tienen el metabolismo más lento y en esos casos la práctica del ejercicio debe de ser más constante todavía que en el caso de las personas que tiene un metabolismo más acelerado y les cuesta menos perder peso.

Es muy importante además de hacer dieta practicar ejercicio cardiovascular durante al menos 30 minutos al día y más si eres de las personas a las que les cuesta adelgazar.

Pero esto no queda aquí. Algunas personas con el metabolismo muy lento además necesitan variar el tipo de entrenamiento para no quedarse estancados.

4. Problemas hormonales

En muchas ocasiones el no poder bajar de peso es un por un problema de desajuste hormonal, el cual nos impide que el cuerpo queme grasa y bajemos de peso como deberíamos. Ya podemos estar haciendo todo bien, que si tenemos un problema de este tipo resulta casi imposible poder bajar de peso.

En estos casos solo queda consultar con el médico y él nos debe indicar un tratamiento para mejorar este problema.

En los casos de problemas hormonales los médicos suelen recomendar una dieta rica en vegetales, frutas, algas y grasas saludables del tipo omega 3.

5. No consumir las cantidades necesarias de grasas buenas

Mucha gente comete el error de restringir de su dieta todo tipo de grasa y esto es algo no solamente que no es saludable sino que no funciona para adelgazar y es más, dificulta el adelgazamiento.

Las grasas buenas son as de tipo omega 3 y omega 6 y estas las encontramos en alimentos como los aguacates, nueces, pescados, aceite de linaza o las semillas.

Sin este tipo de grasas nuestro cuerpo no puede quemar grasa corporal de la misma manera y por tanto es imprescindible que si no las consumes empieces a incluirlas en tu alimentación.

Esto se debe de hacer tanto si desea adelgazar como si no ya que es nuestra salud la que ante todo se beneficiará pero en este caso tenemos más razón para consumir este tipo de grasas buenas.

Además el consumo de grasas saludables hacen que nos sintamos más saciados por comer.