Antes y después de adelgazar con la dieta proteica

El post de hoy es algo diferente, esta vez vamos a ver un caso real de la dieta proteica y de manera que podamos ver el antes y después de adelgazar.

La dieta proteica debemos tener en cuenta que se puede adoptar como un hábito de vida, pero claro que debe de ser algo gradual y no debemos de realizar una dieta excesivamente proteica durante más de un mes en un principio.

Hay que decir que el caso que vamos a ver a continuación es el de una mujer que ha practicado mucho deporte.

antes y después de adelgazar

El antes y después de Ana María

Primero veamos los datos de María y las condiciones en las que estaba antes y después de adelgazar y demás…

  • Tiene 38 años de edad
  • Ana María adelgazó 21 kilos, comenzó con 81 kilos y terminó la dieta con 60
  • La altura de Ana es de 1,60 cm
  • El tiempo que tardó en adelgazarlo fue de 1 año
  • Mantuvo su peso durante 6 meses
  • Tiene un IMC (índice de masa corporal) de 22
  • Sus medidas de caderas son de 92 cm y 72 de cintura
  • Usaba la talla 47 y pasó a usar la 38

¿Cómo era su vida antes de adelgazar?

Ana es una mujer que siempre a estado con sobrepeso y los 5 últimos años de su vida no ha tenido una alimentación buena.

Su día a día en el trabajo le impedía cuidar su dieta, o más bien la falta de tiempo.

La mayoría de las veces Ana comía comida rápida o platos precocinados debido al poco tiempo que tenía libre.

Por la noche llegaban los excesos y dependiendo del nivel de estrés que tuviera sus atracones eran mayores o menores pero la noche era la hora del día en la que más comía.

Con este estilo de vida llegó a pesar 21 kilos con solo 1,60 de estatura.

Cuando la pregunté por qué quiso adelgazar me dijo que siempre había deseado bajar de peso pero que al final lo iba dejando y el día de empezar a hacer dieta nunca llegaba.

Como consecuencia de que la redujeran en su trabajo su jornada, pasó de rebajar de 8 a 10 horas diarias a trabajar 4 con lo que ya tenía más tiempo para poder enfocarse en hacer dieta.

Buscó a un nutricionista y se apuntó a un gimnasio y dejó de comer comida rápida.

¿Por qué comenzó con la dieta proteica?

Primero su médico le hizo un reconocimiento médico. Las pruebas y los análisis se los presentó a su nutricionista que le recomendó hacer a Ana la dieta proteica con suplementos de batidos proteicos incluidos.

¿Cómo era su dieta proteica?

Tomaba cinco batidos de proteína diarios y además consumía vegetales y verduras además de suplementos de vitaminas, potasio, calcio y magnesio.

Comenzó ingiriendo solo proteína para después ir poco a poco incluyendo los hidratos de carbono en su dieta.

A día de hoy, Ana hace una dieta equilibrada que incluye todos los grupos de alimentos aunque si tiene el hábito adoptado de no consumir muchos carbohidratos.

A dejado de beber alcohol y ya no come fritos.

¿Hizo Ana ejercicio durante la dieta?

Sí, hizo ejercicio durante su dieta proteica y actualmente sigue haciéndolo al menos 1 vez a la semana.

Ella tenía una vida muy sedentaria y cuando comenzó con la dieta también comenzó a hacer ejercicio físico. Practicaba una hora al día de ejercicio aeróbico en el gimnasio.

Una vez que bajó de peso empezó con el ejercicio anaeróbico para tonificar su musculatura.

Ahora solo hace máximo 2 horas de pesas a la semana pero hace ejercicio aeróbico mínimo durante una hora al día.

¿Cómo se consiguió motivar para adelgazar y para mantener el peso después?

Empezar a sentirse bien con ella misma fue lo que a Ana más le motivaba.

Conoció a otras personas a través de internet que habían adelgazo con la dieta proteica y eso le animó a seguir el régimen.

Para controlarse con la comida solo con recordar su imagen antes de haber adelgazado ya le es suficiente para motivarse a seguir cuidándose más.

¿Dónde está el secreto de Ana para haber adelgazado?

No hay secretos, pero los factores clave para que Ana haya tenido éxito son:

  1. Haber seguido la dieta proteica y después para mantenerse en el peso haber adoptado unos hábitos de alimentación parecidos a los de esta dieta pero incluyendo más cantidad de carbohidratos.
  2. Realizar mínimo una hora de ejercicio aeróbico al día
  3. Comer 5 veces al día y no picar nada entre horas
  4. Trato de mantener una mentalidad muy positiva

En resumen:

El caso de Ana es el más común en una persona que llevaba un estilo de vida sedentario y una alimentación cargada de grasas saturadas y harinas refinadas en los alimentos.

Empezó a hacer ejercicio diariamente, eso activo su metabolismo.

Todo ello lo combinó con la dieta proteica que le indicó el médico.

Los conceptos de alimentación que Ana tenía antes y después de adelgazar cambiaron totalmente. Una vez que Ana bajó de peso con la dieta proteica que duró 1 mes, había aprendido que:

  1. Había que comer mínimo 5 veces al día
  2. Había que practicar ejercicio si es posible diariamente
  3. Cogió las costumbre de consumir cantidades controladas de hidratos de carbono y a solo consumir grasas saludables.
  4. En definitiva había aprendido a cambiar sus hábitos de vida y solo se trataba de mantenerlos sin llegar a hacer dieta una vez que ya perdió el peso.
  5. Cuando ganaba algún kilo aumentaba el tiempo de entrenamiento y reducía las calorías para volver a perderlo.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Un comentario en “Antes y después de adelgazar con la dieta proteica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *