La pitaya para adelgazar y sus beneficios

La pitaya también conocida con el nombre de fruta del dragón es una fruta exótica que contiene muchos nutrientes muy beneficiosos para el organismo.

Pitaya para adelgazar

Procedente de un tipo de cactus, la pitaya para adelgazar ha quedado demostrado en estudios que puede ayudar, ya que ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre, haciendo así que sea una fruta recomendada para los diabéticos y de ayuda para quienes buscan bajar de peso.

Además de mencionar los beneficios de la pitaya después vamos a ver cómo se prepara y cómo nos ayuda a adelgazar.

Propiedades de la pitaya

Es una fruta dulce pero que contiene muy pocas calorías y es muy rica en vitamina C, siendo más del 50% su cantidad en esta vitamina tan importante para nuestra salud. También contiene vitaminas del grupo B y E.

Las propiedades de la pitaya son antiinflamatorias siendo recomendada para personas con problemas de colon irritable, así como para las que tienen problemas de flatulencia o distensión abdominal.

La fruta de dragón contiene fibra y su cantidad varía al estar en fresco o en seco. Como fruta fresca contiene 1 gramo mientras que en seco su valor en fibra aumenta a los 4 gramos por cada 100 gramos de fruta.

Otro de los beneficios que hacen que la pitaya para adelgazar sea una buena ayuda, es el ser una fruta muy diurética, que ayuda a eliminar líquido y al mismo tiempo a evitar la formación y acumulación de los cálculos en las vías urinarias.

También la pitaya ayuda a reducir la tasa de colesterol malo ya que sus grasas son saludables.

Su contenido es aproximadamente del 90% de agua y es rica en minerales como el calcio, fósforo o hierro entre otros.

Cómo tomar la pitaya para adelgazar

La pitaya o fruta del dragón se puede tomar sola, en fresco o en seco y también combina muy bien con batidos de frutas. Se puede tomar en cualquier hora el día.

Receta con pitaya

Ingredientes

  • 2 Tazas de agua
  • 1 Taza de pulpa de pitaya
  • 1 Frasco de colorante rojo
  • 1 Sobre de gelatina sin sabor
  • 1 Kiwi para decorar (opcional)

La preparación

Hervimos una taza de agua y echamos la gelatina sin sabor para disolverla. Después echamos la pulpa de la pitaya y volvemos a echar otra taza de agua fría.

También echamos unas gotas de colorante rojo y lo mezclamos todo hasta que adquiera un color rosado.

Echamos la mezcla en los moldes para la gelatina y la metemos en la nevera para que enfríe toda la noche y que cuaje.

A la hora de servirlo puede ser una idea decorar con un poco de kiwi.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *